viernes, 9 de septiembre de 2016

El amor a un hijo

Teléfono Rojo
Eliseo Tejeda Olmos

No recuerdo haberme fijado en él, aunque seguramente lo vi correr de niño por las calles del vecindario y más recientemente, tomando del brazo a su abuela a quien cuidaba.
Me han dicho que no era un joven demasiado inquieto ni proclive a llamar la atención más allá del entorno familiar y que logró pasar el examen de ingreso a la Universidad Veracruzana, pero no lo recuerdo, yo que tiendo a fijarme en las caras y los nombres no solamente de los adultos, sino de jóvenes y niños.
Con eso de que un tiempo para acá me he dedicado a trabajar el periodismo en las redes sociales, vi que mi hija Mónica, periodista como yo, compartió el aviso de su búsqueda y ya posteriormente me enteré que era hijo de un vecino.
Igualmente compartí en mis cuentas de Facebook y twitter, el aviso de la búsqueda que se difundió en las redes sociales y en los periódicos locales y que al final tuvo un resultado trágico y doloroso para sus padres, hermanos y amigos verdaderos, al ser encontrado muerto en el fondo de un barranco de la zona montañosa de Xico.
Lo que me conmueve y anima a escribir estas líneas es el amor de su padre, quien no cejó en buscarlo y caminó y preguntó hasta encontrar el cuerpo de su hijo, al que ya dio sepultura con el gran dolor que solamente pueden entender aquellos que -por cualquier circunstancia- ven morir a una hija o un hijo, lo cual no se acepta la más de las veces porque siempre esperamos morir primero nosotros.
Y entonces pienso, como espero piensen muchos hijos y también padres, ocupados los unos y los otros en sus asuntos: el trabajo, la manutención de la casa, el pago de los estudios, el aprobar las materias de la escuela, la diversión con los amigos, cada quien con sus propias preocupaciones cercanas y del momento.
¿Podríamos tomarnos un tiempo, ambas partes, para expresarnos que sobre todo nos amamos? Que cada acción, unos trabajando hasta jornadas extenuantes y otros viviendo su juventud porque solamente es una, se da en el contexto de que cada quien quiere demostrar a la otra parte que la quieren.
Ignoro totalmente la relación que haya existido entre ese hijo y su padre -mis vecinos- que lo buscó incansablemente, pero hay cosas como el amor que se sostienen más de hechos que de palabras, aunque éstas últimas sean muy bonitas.
Y ese padre demostró en su afanosa e incansable búsqueda, como la que mantienen padres y madres por sus hijos desaparecidos, su amor más allá que las palabras.
Así que concluyo: hijos tomen en cuenta a sus padres porque quizá no lo dicen, pero los aman; padres, díganle a sus hijos cuánto los aman, ahora que están presentes.
Ya saben, cual comentario lo pueden enviar a mis cuentas de Facebook/ Eliseo Tejeda Olmos y twitter/ EtoVeracruz

sábado, 16 de julio de 2016

Divide y vencerás

Teléfono Rojo
Eliseo Tejeda Olmos

Muchos le atribuyen la frase a Julio César, el emperador romano y otros a Maquiavelo en su obra El Príncipe. Incluso algunos suponen que la frase está en el Arte de la Guerra de Sun Tzu, pero he leído a los dos últimos y no la encontré, aunque si algunas que se podrían interpretar de ese modo.
El caso es que, ha sido y seguramente seguirá aplicándose, como una acertada práctica política para salir avante de posibles o reales adversarios.
En este saliente sexenio de Javier Duarte de Ochoa, la polémica basificación de miles de empleados de confianza, digo miles porque las cifras son dispares; unos dicen que serán 25 mil y otros que siete mil quinientos, es sin duda, una medida de "divide y vencerás".
La misma incertidumbre se presenta con la cantidad de los millones de pesos que tendrán que sacarse quién sabe de dónde, porque las finanzas estatales están quebradas, ésto de acuerdo con el atraso de pagos y descuentos que a los burócratas les hacen una quincena si y otra también.
Tengo afortunadamente muchos amigos que trabajan en el Gobierno del Estado en diferentes niveles. Muchos de ellos llevan trabajando hasta quince años "por contrato" y han desempeñado con lealtad sus funciones y en ocasiones hasta con sacrificios que incluye a sus familias en lo que se refiere a un merecido descanso y recreación.
Otros, tristemente, perdieron la vida por cumplir con tareas agotadoras.
Pues bien, esos esforzados trabajadores del gobierno estatal se merecen, no de ahora, sino desde mucho antes, una base que les dé seguridad laboral y en estos días en que se anunció la basificación, presumiéndola como un acto de justicia y solidaridad de un gobernador que bien saben no es ni justo ni solidario, se les llevó al Congreso del Estado de Veracruz para que presionaran a los 21 diputados locales que no votaron a favor de la iniciativa que finalmente se aprobó con solamente 29 votos en una movida sesión en que hasta encadenadas a tribuna tuvo.
La primera parte de la fórmula ha sido aplicada, la segunda vendrá cuando entren en funciones, en los primeros días de noviembre próximo, la LXIV Legislatura local y el uno de diciembre el nuevo gobernador del Estado y estos quieran echar abajo la citada basificación que, de entrada se sabe beneficiará primero a directores, subdirectores y jefes de departamento, a los que la ortodoxia administrativa y política aconseja sustituir con excepciones derivadas de buenos resultados logrados por ese personal de confianza.
Los justificadamente esperanzados en lograr la base, que son la mayoría de los trabajadores "por contrato" se opondrán y quienes han visto la falacia en la iniciativa recién aprobada, exigirán que se eche abajo para no mantener peor que ahora, las finanzas estatales cuyas deudas pagarán hasta tres generaciones de veracruzanos de cuerdo a los cálculos de especialistas en cuestiones financieras.
Y ahí entonces, un pueblo que de manera unida debería demandar el castigo para quienes mal administraron los recursos públicos y que la percepción ciudadana señala que se los robaron, estará convenientemente dividido y vencido por quienes emprenderán la graciosa huida.
Por cierto que, en los corrillos políticos se recuerda muy bien, que el exgobernador Fidel Herrera Beltrán es un gran admirador y conocedor de la historia romana, del libro de El Príncipe de Maquiavelo y de El Arte de la Guerra de Sun Tzu.
Ccon la represión a los adultos mayores, pensionados y jubilados; los estudiantes universitarios; las agresiones directas e indirectas a los periodistas;  con las deudas sin pagar a empresarios y trabajadores y la aplicación de un "retiro voluntario" para adelgazar la burocracia estatal al comienzo del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, la percepción de la mayoría de los ciudadanos es que el gobernador no es justo, ni tampoco solidario.
La pregunta es, por el momento: ¿los veracruzanos serán divididos y vencidos en su exigencia de justicia por un gobierno alejado de los intereses de todo un pueblo?

Comentarios: telefonorojo2006@yahoo.com.mx 

lunes, 27 de junio de 2016

Crisis de los medios de comunicación

Teléfono Rojo
Eliseo Tejeda Olmos

La plusvalía en el trabajo de los periodistas y la fuerza del periódico en el que trabajan, es la credibilidad. Eso fue lo que aprendí en las redacciones de los periódicos en los que trabaje los últimos 30 años: El Sol de Xalapa, Tribuna del Sur, Diario de Xalapa, El Sol Veracruzano, El Dictamen, El Mundo de Xalapa, El Sol de Córdoba y El Financiero.
Si, lo estarán pensando, en esos tiempos y en esas redacciones había de todo, como en la viña del Señor, pero cada quien decidía qué y de quién aprender.
Los Maestros ortodoxos advertían a los novatos a no confiarse de los políticos y menos a los del poder en turno. De esos Maestros aprendí una frase que más de una y un reportero habían tenido que decir a sus fuentes políticas: tu te irás y yo me quedaré cubriendo la fuente.
Jorge Pérez Monroy, David Varona Fuentes, Rubén Pabello Acosta, Alfredo Ríos Hernández, Sergio González Levet, Miguel Molina, Manuel Rossete Chávez, Roberto Villarreal Moreno, Pompeyo Lobato Ortíz, José Miranda Virgen, Emilio Cárdenas Escobosa, Isabel Arvide, Javier Ibarrola y Octavio Magaña.
Estilos tan diversos como sus propias personalidades, aportaron en su momento con sus dichos y hechos la riqueza de un bagaje periodístico que siempre llevo bajo el brazo. Cada nota propia o editada, comentario, artículo o columna lleva una palabra, una idea surgida durante el trabajo, el café después de la jornada y hasta la copa generosamente convidada para la plática interesante sobre cualquier tema.
Ahora vemos como los pétalos de una flor, comienzan a desaparecer algunos medios por la insuficiencia financiera. Un fenómeno que no es exclusivo de Veracruz y tampoco de México.
Con el surgimiento del periodismo digital -que debe basarse en los principios del periodismo- se anticipó la desaparición de los medios impresos. Así ha sucedido.
Claro que en Veracruz cuenta también un factor que los cada vez más ausentes lectores de los medios impresos les han echado en cara a sus propietarios y directivos: la falta de credibilidad y el innegable servicio al interés del poder político en turno.
Si algo positivo vendrá después de la crisis de los medios nacidos a la sombra del poder político, es que los ciudadanos podrán volver a leer a los periodistas que no se conforman con la filtración interesada del político, sino que atan cabos, confrontan informaciones, escuchan y leen opiniones y sobre todo, tratan de cumplir de la mejor manera, con lo que consideran su deber: mantener informados a los ciudadanos para que así tomen decisiones que han dejado en manos de los que solo han buscado ayer, hoy y mañana, su provecho personal.
Hace seis años, el entonces candidato del PAN y ahora gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares declaró a los periodistas en una conferencia de prensa en Xalapa, que de ser elegido Gobernador de Veracruz quitaría los jugosos contratos publicitarios a tres publicaciones que se distinguían por los señalamientos en su contra: Marcha, AZ y El Centinela.
No se trataría de venganza y mucho menos ataques a la libertad de expresión, simplemente que se sometería a esos y todos lo medios existentes, a una auditoría sobre su circulación y verificación de su alcance real ante la población.
Una acción contundente y demanda ciudadana y de los periodistas también, es que se transparente la relación de gasto entre medios de comunicación y el Gobierno del Estado, que deje de ser el secreto mejor guardado y se rindan cuentas de un dinero público que se gasta de manera discrecional.
¿Podremos ver un avance tan significativo a partir del próximo mes de diciembre de 2016?

viernes, 24 de junio de 2016

Abuso policíaco, un tema que no se debe desatender

"La proximidad al poder, hace creer
a algunos que lo tienen"
Castillo de naipes

Teléfono Rojo
Eliseo Tejeda Olmos

Sin darme cuenta pasaron seis meses sin escribir el Teléfono Rojo. Creo que ha sido la ausencia más larga en ésta mi columna que comencé a escribir allá por 1981 en la parte baja de la primera plana de El Sol de Xalapa.
El nombre de la columna no se derivó del carácter importante y de moda en los años de la "guerra fría" entre los Estados Unidos de América y la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas, en que una línea directa entre los despachos de los presidentes de ambos países servía para tratar asuntos que de no resolverse afectarían el entorno mundial.
No, la idea de titularla Teléfono Rojo se inspiró en los teléfonos que de ese color, existían en las oficinas de gobierno y que funcionaban de manera vertical, de arriba hacia abajo, para que los funcionarios de más alto nivel se comunicarán con los subalternos.
Quería yo que esa columna sirviera de medio de comunicación entre los lectores de periódicos y la gente que gobernaba, al enterar a éstos últimos de lo que los ciudadanos querían se atendiera y solucionara, así que habrán de imaginarse sin error, que los temas tratados han sido diversos e involucrando a la política y los políticos, pero principalmente los problemas de la sociedad.
Hoy, aunque en un breve periodo de descanso, no pude mantenerme ajeno a tratar un lamentable hecho que ha vuelto a cimbrar mi ciudad, Xalapa, la capital del estado de Veracruz y que ha sufrido como nunca antes -que yo recuerde- una ola de violencia que duele a quienes habitamos la que fue la "Atenas Veracruzana" y "Ciudad de las Flores".
Los sucesos de sangre que alimentan las páginas de información policíaca no han faltado en la ciudad, pero habían sido esporádicos y por lo mismo muy comentados pero se quedaron atrás. Nunca fueron como ahora, en que fuera asesinada más de una persona y que los culpables se mantuvieran impunes.
Pero el colmo ha sido enterarnos que elementos de Seguridad Pública, si, esa dependencia tan cuestionada en los últimos seis años, balearon a unos ciudadanos porque uno de ellos los insultó y después se refugiaron en un domicilio particular de la colonia Carolino Anaya, al noreste de la ciudad.
El presunto abuso expuesto por las notas de los portales de Internet es que los policías insultados ubicaron la casa en que se escondieron los ofensores y los sacaron a la calle para que, de acuerdo a esas versiones periodísticas, una mujer policía les disparara cuando ya estando sometidos.
No abundan las informaciones si es que los baleados siguieron con sus insultos o hasta hayan amenazado a los uniformados, cuestión que debe apuntarse, está presentándose de manera recurrente entre hombres y mujeres que retan a los policías presumiendo sus nexos con la delincuencia organizada y advirtiendo que es mejor que ni los toquen con el pétalo de una rosa o de lo contrario pagarán las consecuencias.
Lo que si ya se ha informado de parte de la SSP mediante un comunicado oficial es que "los elementos realizaron detonaciones para proteger su integridad, resultando heridas tres personas, dos en las pantorrillas y el tercero en la cintura, por lo que de inmediato solicitaron la presencia de los Servicios de Salud para su valoración médica".
Pero el delito de agraviar a la autoridad tiene sus sanciones específicas, que bien pudieron aplicarse y si se quisiera, hasta con severidad a los transgresores.
Sin embargo, al parecer no ocurrió de ese modo y los elementos de la SSP habrían preferido el abuso de la fuerza y las armas que les son entregadas para defenderse de un ataque de los delincuentes, no para agredir a ciudadanos y mucho menos si están desarmados, aunque la versión oficial afirma que uno de ellos atacó a los uniformados con un machete.
Los tiempos son muy difíciles y la inseguridad se pasea por las calles de la capital del estado, principalmente en sus colonias periféricas, por lo tanto no se puede tener mano blanda para meter al orden a quienes han hecho de esos lugares coto de caza para asaltar y agredir.
Hay policías que han sido insultados desde el interior de las casas y no han recurrido al allanamiento de morada para cobrarse el insulto. Los uniformados del suceso que ha cimbrado -otra vez- a la que fue un oasis de tranquilidad en todo Veracruz, no actuaron de la manera en que lo establecen sus propios reglamentos y por eso deberían ser sancionados si una investigación acuciosa sobre lo que realmente sucedió en la colonia Carolino Anaya así lo determina.
De no hacerlo, se reiteraría un desagradable mensaje a los ciudadanos que al fin y al cabo deberían protegidos por los que en teoría, son servidores públicos, no "la ley" como se autoconsideran o se les ha enseñado.
La verdadera figura de un policía cercano a los ciudadanos es de las muchas cosas que deben recuperarse no solamente en Xalapa, sino en todo Veracruz.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

El destape de Patricio Chirinos en Veracruz

A Eliseo y Mónica, por los Días de Reyes no compartidos.

Eliseo Tejeda Olmos

Lo recuerdo bien: fue otro seis de enero de levantarse muy temprano para llegar a tiempo y tomar el autobús que saldría de Xalapa a las seis de la mañana para llevar a los periodistas a cubrir el acto conmemorativo de la Reforma Agraria en el puerto de Veracruz. Otro día de Reyes en que no compartiría con mis hijos la alegría por los juguetes que les habían traído los magos, pero el trabajo, es el trabajo.
Patricio Chirinos Calero
Comenzaba 1992 y al igual que en este 2015, varios nombres se mencionaban para la candidatura del PRI a gobernador de Veracruz: Amadeo Flores Espinosa, Miguel Ángel Díaz Pedroza, entre otros. Ni por equivocación los sesudos columnistas de ese entonces hablaban de Patricio Chirinos Calero, secretario de Desarrollo Social en el gobierno federal de Carlos Salinas de Gortari, ni siquiera A. Puente Rosado en su entonces leída columna del Glosario del Momento en el Diario de Xalapa.
En un viejo cine de la avenida Díaz Mirón se estableció la mesa con los dirigentes del partido y sus sectores, presidida por el presidente Salinas de Gortari. Todos estaban ya acomodados y las sillas llenas, pero a alguien esperaban. Entonces, el conductor del programa anunció: damos la bienvenida al secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, Patricio Chirinos Calero ¡un aplauso!
Como no había silla disponible, rápidamente un ayudante puso la faltante al extremo derecho de la mesa. El Presidente de la República habló de la importancia de Veracruz en el ámbito nacional y destacó que Patricio Chirinos era originario de Pánuco, ciudad al norte del estado.
Antes de regresar a Xalapa y como no existía la Internet ni los correos electrónicos ni mucho menos los teléfonos celulares, directamente los políticos buscaron a los reporteros -que ocasionalmente también la hacían de agentes de ventas de sus periódicos- para pedirles la publicación de los respectivos pronunciamientos para el día siguiente, a favor de quien consideraban ya, el idóneo para dirigir los destinos de Veracruz a partir de noviembre de 1992 y que debería ser elegido por la mayoría de los veracruzanos en septiembre de ese mismo año.
La maquinaria electoral del PRI fue aceitada y comenzó a trabajar. Se dio una precampaña y una larga campaña electoral de casi seis meses. Entonces el desconocido y sin trayectoria partidista, Patricio Chirinos Calero comenzó a ser visto y conocido por los veracruzanos. Su coordinador de campaña fue Miguel Ángel Yunes Linares.
Contendieron con Chirinos por la gubernatura: Santiago Ramírez Cárdenas por el desaparecido PARM, quien obtuvo 16 mil 269 votos; Leopoldo Reyes Vázquez por el PAN, 44 mil 491 votos; Helí Herrera Hernández por el también desaparecido PPS, 100 mil 523 votos y don Heberto Castillo por el PRD (quien distinguió al autor de esta columna, invitándolo a acompañarlo en una etapa de su campaña a bordo del autobús del PRD) y que alcanzó la cifra más alta de los candidatos de oposición, 213 mil 562 votos.
Miguel Ángel Yunes Linares
Quienes tachan de perdedor a Miguel Ángel Yunes Linares, pasan por alto que como coordinador de la campaña de Patricio Chirinos y presidente del PRI en Veracruz, llevó a su candidato al triunfo con 997 mil 447 votos -un 69.7 por ciento de un total de un millón 441 mil 227 votos emitidos- en la elección de septiembre de 1992.
Ya en noviembre de ese mismo año, Patricio Chirinos Calero después de tomar posesión como Gobernador Constitucional del Estado de Veracruz para el periodo 1992-1998, hizo su primera designación del gabinete, nombrando a Miguel Ángel Yunes Linares como secretario general de Gobierno.
Dicen que la historia cansada de crear se repite, aunque hoy argumentan que el presidente Enrique Peña Nieto tiene un estilo diferente al de Carlos Salinas de Gortari, de quien se afirma está detrás de las decisiones importantes del actual Mandatario de México y que parece se ha olvidado también, que Salinas es el autor de la concertacesión que permitió la llegada del PAN a varias gubernaturas de la República Mexicana y que abrieron el camino para que en el año 2000 llegara un abanderado de ese partido, Vicente Fox, a la Presidencia de México.
Así que dos escenarios podrían presentarse en este 2016: un gobernador por dos años que llevaría como secretario de gobierno al presidente del PRI en Veracruz, en caso de que el candidato por ese partido gane la elección de junio de 2016 o que el abanderado de un partido de oposición, solo o en alianza, traiga la alternancia política en el poder estatal veracruzano.

Comentarios: telefonorojo2006@yahoo.com.mx

lunes, 14 de septiembre de 2015

El posible gabinete de Pepe Yunes

Teléfono Rojo
Eliseo Tejeda Olmos

El maestro Edgar Hernández sentenció el pasado domingo en su Linea Caliente: Veracruz, a partir del 2016, iniciará la reconstrucción de su tejido social, la reconciliación política y la reestructuración de sus finanzas con un gobierno de transición que encabezará Pepe Yunes.
Y más adelante cita los nombres de los asistentes a una reunión privada con 20 connotados veracruzanos bajo la consigna “Una propuesta por Veracruz”, entre los cuales podrían estar algunos futuros integrantes del gabinete estatal en caso de que Pepe Yunes sea, primero, el candidato de su partido, el Revolucionario Institucional y luego, gane la elección del siete de junio de 2016.
¿Quienes son los nombrados por el Premio Nacional de Periodismo?
Francisco Berlín Valenzuela, Hilario Barcelata, Susana Torres, Ernesto Aguilar Yarmuch, Eduardo Thomae, Alfredo Bielma, Jesús Castañeda Nevares, Armando López Contreras, Jacobo Domínguez, Mussio Cárdenas, Amadeo Flores, Carlos Ferráez Centeno, Francisco Licona, Antonio Limón, Marcos Salas, Luis Ramírez Baqueiro, Silvia Sigüenza, Carolina Viveros, Santos Solís Ríos, Rodrigo Montoya, Pascual Villa, Carlos Vasconcelos, Edith Berlín, Rafael Grajales, Rodrigo Berlín, Sandra Soto, Marco Antonio Aguirre y Carlos Vasconcelos.
Ahora que si el elegido por las encuestas y decisiones cupulares es Héctor Yunes Landa, entonces las propuestas serán turnadas al otro Senador por Veracruz, porque todos saben de la firme alianza entre Pepe y Héctor.

Los aspirantes a las diputaciones locales

En efecto, la atención se ha centrado en la sucesión gubernamental para el 2016 porque de quien sea el candidato del partido en el poder dependerán en mucho, las candidaturas a cada uno de los distritos electorales locales que, vale la pena anotarlo, tendrán la posibilidad de ser reelegidos en el 2018.
Pero ya algunas y algunos aspirantes andan impacientes y presumen a destiempo sus padrinazgos producto de su inexperiencia política y con lo que arriesgan su posible nominación, ya lo comprobarán más tarde que temprano.

telefonorojo2006@yahoo.com.mx

domingo, 2 de agosto de 2015

No quiero ser el número 13: Ruben Espinosa Becerril

Teléfono Rojo
Eliseo Tejeda Olmos

Rubén Espinosa Becerril
Desde que comencé a escribir cada día me ha sido más fácil, pero este domingo apenas lo he podido hacer después de estar rumiando las ideas desde el sábado por la tarde, cuando Mónica, directora Adjunta de www.opciondeveracruz.com, me informó que habían identificado al fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril como el hombre torturado y asesinado junto con cuatro mujeres, en un departamento de la colonia Narvarte en la ciudad de México.
Elías, editor de la web de Opción de Veracruz, me ha preguntado por qué me siento afectado ante la muerte de Rubén y le expliqué lo siguiente: primero porque era un ser humano y no merecía ser asesinado; segundo, no era un delincuente, tenía un modo honesto de vivir y trabajar y lo hacía en servicio a la sociedad, informando con sus imágenes lo mucho de lo que sucede en México y por ende en Veracruz, en lo que a injusticia social se refiere; tercero, era un compañero de trabajo entregado a su profesión, honesto y ético y que conocí a través de otro joven fotoperiodista con las mismas características y cuarto, por el sentimiento de impotencia ante la sospecha de que el manto de la impunidad cubrirá a sus asesinos.
Nadia Vera
A la altura de las horas vespertinas de este domingo dos de agosto, ya se está manejando que la primera causa del asesinato de las cuatro mujeres y Rubén Espinosa Becerril podría ser el robo, pero ¡oh sorpresa! y casualidad que casi nunca existen en este mundo: una de las cuatro mujeres asesinadas es Nadia Vera, activista y egresada de la carrera de Antropología Social por la Universidad Veracruzana.
Originaria de Chiapas radicaba en Xalapa y fue una de los ocho jóvenes golpeados brutalmente por un grupo de hombres embozados y armados con bates de beisbol y machetes la madrugada del primer viernes de junio de este mismo año, en una pequeña vivienda de la calle de Herón Pérez, colonia Ferrer Guardia, en la capital del estado de Veracruz.
Yesenia Quiroz
Alvarado
Una de las advertencias, de acuerdo con testimonios públicos de una de las víctimas, fue que le pararan o se los iba a cargar la ...
Nadia Vera dejó sin concluir la organización de la muestra de video internacional denominada Oftálmica que se realizaría precisamente en Xalapa.
Otra de las víctimas se llamó Yesenia Quiroz Alvarado y al momento de redactar esta columna no se sabía que ligaba a la joven con Nadia y Rubén. Esperemos que pronto nos lo digan y saber a qué se dedicaba, si solamente estuvo en el lugar y la hora equivocada como las otras dos mujeres asesinadas.



martes, 16 de junio de 2015

El PRI de Ferrari Saavedra


Teléfono Rojo
Eliseo Tejeda Olmos

¿Quién no conoce la sentencia de que el fracaso es huérfano mientras que al éxito le sobran padres?
Esta bien se aplica al Partido Revolucionario Institucional en Veracruz que de acuerdo con los más pesimistas escenarios perdería la mayoría de los distritos electorales federales y sin embargo conservó 16 de los 21 en que está dividido el estado.
De ahí que candidatos ganadores y supuestos operadores políticos se arrogan el triunfo sin compartirlo, incluso, con el mismo gobernador Javier Duarte y mucho menos con el partido político por el que fueron arropados, el PRI, pues los candidatos o bien portaron el color verde o el blanco en sus campañas.
Y es en la ausencia de protagonismo y dejando que sea Javier Duarte quien se ufane como jefe de su partido de las victorias que este obtuvo en Veracruz, que destaca el todavía dirigente estatal del PRI, Alfredo Ferrari Saaveedra que, como buen general se puso al frente de las campañas, recorrió todo el estado, alentó a sus candidatos, afrontó con decoro la escasez de recursos para su partido y sirvió como soldado en una batalla con mucho en contra y poco a favor.
Otro dirigente con menos carácter se habría quejado de lo mucho que faltó; justificaría de antemano cualquier resultado desastroso, pero Ferrari Saavedra lo que hizo fue empeñarse en cumplir con el encargo que le fue dado y que como buen militante partidista anhelaba: todos los días de campaña se levantó y fue a los distritos electorales, tanto en los que se aseguraba la victoria como en los que se anticipaban derrotas, como fue el caso de Córdoba en donde Marco Antonio Aguilar Yunes puede testificar, si quiere, que el dirigente del PRI en Veracruz estuvo con él en las duras y las maduras.
Habría que ser objetivo como lo fue el senador Héctor Yunes Landa sobre las derrotas que se dieron en Xalapa, Veracruz y Boca del Río. Realmente en Xalapa no perdió solamente el PRI y Elízabeth Morales García, aunque esta fue la candidata a vencer: fueron otros ocho candidatos los que perdieron y el partido que perdió en el distrito que comprende a la capital del estado fue el Partido de la Revolución Democrática que ganó con Uriel Flores Aguayo la diputación federal cuyo periodo está por terminar.
Extrañamente, ha sido un candidato independiente el que puso el grito en el cielo por la victoria de Cuitláhuac García Jíménez, candidato de Morena y hoy diputado electo por Xalapa Urbano. Ni siquiera Elízabeth hizo el mínimo escándalo y al contrario, mediante una carta abierta, reconoció la victoria de García Jiménez y le deseo el éxito en su tarea.
Por lo que se refiere a los distritos de Veracruz Urbano y Veracruz Rural, los detractores del PRI, Fidel Herrera y Javier Duarte enfocan la derrota en ese trío, pero lo que sucedió es que el Partido Acción Nacional conservó su presencia y en el segundo distrito mencionado fue el clan Yunes el que defendió a capa y espada el control político en la cabecera del municipio de Boca del Río.
Poco se dice de la victoria priísta en Tantoyuca, dominio del Chapito Rosendo Guzmán Avilés y de Córdoba, en donde ha predominado el PAN y gobierna el municipio un militante de ese partido.
Ahora, con el viento a favor, a más de uno se le cuecen las habas por dirigir el PRI en Veracruz, que llevó a buen puerto con tezón y enfrentando el fuerte oleaje popular en contra, Alfredo Ferrari Saavedra, quien institucional como es, no busca los reflectores dejando que Javier Duarte tome la bandera del triunfo y la presuma a los cuatro vientos.
Pero en caso de que manera natural se vaya a dar un relevo en la dirigencia estatal del PRI, este podría apuntar hacia un colaborador cercano de quien se especula será el candidato de ese partido a la gubernatura por dos o cinco años y que, curiosamente, estuvo en la sede estatal tricolor muy al pendiente de los resultados finales del pasado domingo siete de junio.

Comentarios: telefonorojo2006@yahoo.com.mx

miércoles, 20 de mayo de 2015

Los nuevos defraudadores

Eliseo Tejeda Olmos

Hace algunos años y más para atrás, el riesgo de ser defraudado partía del trato con gente desconocida que de repente, al igual que la fábula de los frijoles mágicos, ofrecía un artículo, producto, planta, remedio, amuleto o algo que brindaría resultados extraordinarios para el adquiriente.
Como defensa para tales fraudes, la sabiduría popular recomendaba tomar en cuenta que "el dinero no crece en árboles"; "poco cumple el que mucho promete"; "más vale pájaro en mano que un ciento volar" y refranes similares que la ambición no escucha.
Una constante en los fraudes eran las "tandas" realizadas por gente sin escrúpulos que siendo ellos los primeros en recibir la cantidad reunida por 10 socios, generalmente, se hacían ojos de hormiga una vez cobrado el dinero o sin vergüenza alguna y con amenazas hasta de muerte, evadían cumplir con los compromisos y de ese modo robaban a quienes les otorgaban su confianza.
También hubo grandes fraudes financieros, como el derrumbe de la Bolsa Mexicana de Valores después de que atraídos por los grandes rendimientos, miles de incautos cayeron por ambición en la compra indiscriminada de certificados bursátiles de compañías que no garantizaban ni un centavo de rendimiento.
Los tiburones del mercado accionario no se comieron al pez chico, sino a cardúmenes completos de pecezuelos, muchos de los cuales ante la pérdida de su único patrimonio -casas, autos y hasta créditos por su jubilación- trágicamente tomaron la salida por la puerta falsa.
Es posible que todavía muchos lectores recuerden el fraude las denominadas "pirámides" que también afectaron a un gran número de personas.
Pero ahora, por lo que respecta a Xalapa, capital del estado de Veracruz y quizá en otras ciudades y entidades del país, ha surgido una nueva clase de defraudadoras y defraudadores que "invitan" -lo más grave, a familiares y amistades- a formar grupos de socios "solidarios" para que, similar a las "tandas", aporten una cantidad semanal, quincenal o mensual, para juntar cierta cantidad que se irá entregando a cada uno de los integrantes del grupo.
Lo "novedoso"  del asunto es que los "solidarios" deben cubrir la parte que corresponda al socio que no cubra la aportación que le corresponde, con lo cual los organizadores no pierden un solo peso mientras que los socios si, pues no les costará trabajo, mis amables lectores, en imaginar que ya más de una o uno, se ha esfumado una vez que recibe el dinero reunido.
Así que no está por demás advertir de lo que se está convirtiendo en una nueva forma de fraude que está afectando a muchas personas y que se puede comprobar fácilmente en el "de boca a boca". El éxito de estos defraudadores radica en que los agraviados no presentan las denuncias correspondientes debido a que los organizadores son "amigos" o familiares cercanos que ya no respetan ni amistad ni nexos filiales.

miércoles, 6 de mayo de 2015

El fatídico número 13

Eliseo Tejeda Olmos

Sepelio de Armando Saldaña Morales.
Aunque los compañeros periodistas que protestaron en la plaza "Regina Martínez" de Xalapa, capital del estado de Veracruz, señalaron que con Armando Saldaña Morales se alcanzó la funesta cifra de 12 reporteros asesinados, en las redes sociales se habla ya de 13 caídos en el cumplimiento de su deber de informar.
Una semana antes, los mismos periodistas recordaron en la misma plaza oficialmente denominada "Sebastián Lerdo de Tejada", que el pasado 28 de abril de este 2015 se cumplieron tres años de impunidad en el asesinato de la periodista Regina Martínez, cuyo nombre fue simbólicamente impuesto por los reporteros que participaron en el plantón y marcha de protesta.
Poco se ha informado de avances en las investigaciones por el asesinato de los periodistas en Veracruz y por ello, reporteras y reporteros exigen que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión (FEADLE) actúe con decisión porqué acá en "la aldea" no pasa nada.
La sociedad demanda un periodismo veraz, de información ante tanta opacidad gubernamental, pero se ha mostrado poco solidaria con un gremio agredido mortalmente, amenazado cotidianamente por cumplir con esa tarea social: informar.
Incluso en el mismo gremio por comodidad, temor o intereses personales, hay quienes se encogen de hombros y expresan simplemente: se lo buscó.
El caso es que ya son una docena de periodistas asesinados en los últimos cinco años en Veracruz y en el caso de Armando Saldaña Morales, los gobiernos de Oaxaca y nuestro estado se echan la bolita pero el caso es que poco se investiga y la impunidad cubrirá una muerte violenta más, que solamente es la punta del iceberg que afecta a muchos veracruzanos que son asaltados en las calles y robadas sus casas a plena luz del día.
La cantaleta de los justificadores es la misma: que la violencia e inseguridad campean en todo México.